GOOD  MORNING :

             

              ” Debemos usar el tiempo sabiamente y darnos cuenta de que siempre es el momento oportuno para hacer las cosas bien “

Nelson Mandela



              

PICOTEOS  A  PEDIR  DE  BOCA



Durante los meses de verano es el momento perfecto para disfrutar de platos frescos y sin grandes elaboraciones. Son rápidos de preparar y te permiten dejarlos listos antes de salir de casa.

                Comidas y cenas ligeras y poco abundantes para facilitar la digestión y el descanso.

                                                                         Quiche

Consumir alimentos de temporada, la amplia variedad de fruta en esta época nos ayudará a reponer líquidos y minerales, aportan antioxidantes y sustancias específicas para cuidar nuestra piel.

Picoteos de frutas, por su cantidad de agua, quitan la sed, nos hidratan y tienen muy pocas calorías. Elígelas en su punto, no muy maduras.

Reponer líquidos. Una refrescante forma de tomarlos, en batidos con hielo picado, zumos, infusiones frias … Añade a tus zumos favoritos leche desnatada, yogur o una bola de helado. Si te gustan cremosos añade yogur griego.

                                    Puedes hacer tus propios cubitos de hielo, fácil y original.

                                                       Mezcla sabores y combina frutas y verduras.

El tomate o la sandía contienen licopeno actuando como antioxidante a la vez que promueve el bronceada y la protección de la piel frente al sol.

Carpaccios de frutas, con fresas, melocotones, sandia… córtalas en láminas finas y presentalas formando un abanico. Puedes acompañarlo con una reducción de licor o un jerez, o con queso fresco. 






Carpaccios Salados, de ternera o pescado. Al ser un plato crudo utiliza ingredientes de primera calidad. Si es de carne, debe ser roja. Congélala y cuando se descongele córtala en láminas finísimas casi transparentes. Aderézalo con aceite de oliva, zumo de limón y decóralo con virutas de parmesano y rúcula.

Ensaladas de verano, frescas y revitalizantes. Cuanto más oscuros sean los brotes y lechugas más antioxidantes y vitaminas tienen ( hojas de espinaca, lechuga romana ). Si añades legumbres o frutos secos, aumentarán el hierro y la fibra.

Siempre con aliños sanos que aportan sabores diferentes a tus ensaladas. El aceite de oliva es la base de la dieta mediterránea.Pero puedes utilizar otros aliños, el yogur, aporta hidratos de carbono, proteínas y minerales. Conseguirás que tus ensaladas sean más consistentes y saciantes.

Salsa de soja, jugos de frutas ( moras, fresas, frambuesas…) vinagre balsámico o de modena, zumo de limón que nos aporta un extra de vitamina c.

Llena tus platos con conservas, compotas y salsas aromáticas. Si además son artesanales, mucho mejor.

Sopas frías y gazpachos naturales, sándwiches, bocadillos y tostadas. Prepáralos con pan artesano y un relleno nutritivo.






Mini hamburguesas a la plancha y muy naturales ( fuera salsas ). Cambiar el bollo por tortitas de avena, así consigues aligerar este plato.



Mini Pizzas ligeras


Cocina de forma saludable, sin grasas, a la plancha, los alimentos tendrán mucho sabor. El truco está en no verter aceite en la plancha sino en engrasar con un pincel cada alimento.

Postres, en verano para refrescarte ten siempre helados. Son una buena opción para el postre. Es un alimento natural, sano, refrescante y muy nutritivo. Contienen gran cantidad de vitaminas. Contribuyen a la hidratación, facilitan la digestión. Son el mejor complemento a una buena comida.

Frutas del tiempo, cerezas, melocotones,arándanos, manzanas, sandía… Con ellas podrás elaborar postres ligeros y rápidos de hacer.

                                                  Pequeños bocados para picar.

Resultado más que delicioso !!

Imagenes : Pinterest





Anuncios