GOOD  MORNING  :


           ” La moda viene y va, pero el estilo es para siempre ”

Saint Laurent

                                    ESTILO  MASCULINO  SIN  PERDER  LA  FEMINIDAD

A  Yves Saint Laurent  se le debe el traje pantalón. Quiso encontrar para la mujer el equivalente del traje masculino y lo logró con éxito.

En otoño de 1966 YSL  lanza en una de las colecciones su primer esmoquin femenino – Le  Smoking así lo llamó. Propone, para la noche, una alternativa diferente al vestido negro y al largo de gala. Su éxito fue total.

                                                     El esmoquin y su implícita sensualidad.

La adaptación del esmoquin al mundo femenino no fue fácil en esa época. La prensa y sus clientes tardaron en entender al diseñador. Sin embargo, mujeres carismáticas – Catherine  Deneuve, Lauren Bacall entre otras- se enamoraron de ésta prenda. Desde entonces YSL no dejaría de reinterpretarla.

                  ” Para una mujer, el esmoquin es una prenda indispensable con la que sentirse

                             bien siempre, por que tiene que ver con el estilo, no con la moda “

Hoy en día sigue siendo una de las prendas más versátiles, eso hace que sea muy femenino y que cada mujer lo pueda adaptar en cada ocasión.

Abarca muchas tendencias. La chaqueta puede ser de 2,3 y 4 botones o incluso sin botones. Rectas o cruzadas, con o sin hombreras. Algunas chaquetas tienen solapas, si son para la noche.

 Puedes acompañarlas de una camisa, blusa o camiseta dependiendo de la ocasión, dándole un toque más informal.

Pantalones de vestir preferentemente. Pueden ser rectos, pitillo o anchos, pero siempre con el talle a la cintura o más alto. Se llevan lisos, estampados o con una franja negra en su costado si son para la noche.

Telas, crepe, satén, algodón, metalizados y con brillos. El esmoquin confeccionado en una lana conocida como ” grain de poudre ” negra; tela que YSL sigue utilizando para sus trajes. Debe de ser una tela que se ajuste bien.

                Traje corte capri, luciendo tobillos y mocasines, los botones de la camisa desabrochados.

          Trajes de colores, con detalles atrevidos, complementos espectaculares y con telas estampadas.

Es una buena alternativa para una velada. Los pantalones capri, terciopelo y raso son los protagonistas de la noche. La camisa blanca bien abotonada o de escote insinuante son perfectas.

                           Los zapatos de corte salón y peep toes darán ese toque femenino tan chic.





Los clásicos trajes sastre se readaptan a las nuevas tendencias con colores pastel, pantalones culotte, chalecos ultra sexys.

Trajes en blanco, negro y pantalones capri combinados con camisetas casual o con sofisticadas blusas y chaquetas cruzadas con doble botonadura.

                                                             Es reinventado año tras año.



                                                       

                                                        Sexy, atractivo y moderno …

                                                        Todo eso es el traje satre, Le Smoking !!!




 Imagenes : Pinterest

 

Anuncios