GOOD  MORNING :

 

         “Sólo se aprende gracias a la experiencia “

 

LA  HORA  DE  LA  PLANCHA

 

Hoy en día la mayoría de las casas tienen poco espacio. El cuarto de la plancha no es un privilegio para quien posee una casa grande. Solo hace falta disponer de un rincón, de unos pocos metros cuadrados, para conseguir un espacio en condiciones dedicado exclusivamente a esa actividad que nos suele ocupar varias horas a la semana.

 

                                     Deulonder

                                                                                                       

El objetivo es lograr que el trabajo de planchar resulte cómodo, práctico y donde podamos tener las cosas de planchado y lavado organizadas. Basta un frente de 2 x 2,20 metros cuadrados y 60 de fondo para poner lavadora, secadora, tendedero y cestos. Es imprescindible una buena ventilación para evitar la condensación y el exceso de calor. Si tienes luz natural mejor y una toma de agua cerca.

 

                                                                             

 

 

Si la lavadora y secadora la tienes a parte, necesitarás menos espacio y puedes conseguir un planchador con menos metros y con buenas ideas.

 

                                                  Deulonder

                                                                                                           

Puedes poner cestos de distintos tamaños para guardar la ropa sin planchar. Bandejas de mimbre para colocar la ropa recién planchada. El cesto de la ropa sucia que sea grande. Si tienes espacio suficiente, lo ideal es poder colocar dos o más cestos que te permitirán separar la ropa por colores, por tipos de tejido y por tamaño. Esto te facilitará mucho la labor de separación de la ropa a la hora de poner lavadoras.

 

                                                Deulonder

                                                                                                   

Cuida los detalles, se original. No consiste en gastar. Pinta las paredes de un tono relajante y con pintura

” lavable “o bien con papel a rayas pero siempre en tonos suaves para que no quite protagonismo al planchador.

 

                                                                   

 

Por falta de espacio, la zona de lavado y plancha puede incluirse en la cocina. La lavadora y la tabla de planchar pueden esconderse en funcionales armarios. Los materiales ideales para éstos tipos de muebles son los de melanina. Al tener puertas, tienen la ventaja de que cuando no estés realizando ninguna actividad las puertas de los muebles se mantendrán cerradas. Todo se verá ordenado. Es una solución cuando no disponemos de una habitación exclusiva para este uso.

 

                                                 By Decoración

                                                                                                     

En cualquier rincón de casa podrás poner un pequeño mueble y convertirlo en planchador. La medida del tablero debe de ser por lo menos de 1,20 m, el resto decóralo con imaginación.

 

 

 

 

A la hora de comprar la lavadora y secadora elige los modelos que mejor combinen ahorro de energía, capacidad y volumen, menor tiempo de lavado y otras capacidades como la posibilidad de ajustar la duración y volumen de lavado.

 

 

Aunque dispongas de iluminación natural suficiente, no siempre podrás realizar las tareas de lavado, secado y planchado durante las horas de sol. Así, a la hora de decorar tu cuarto de planchar debes pensar en una adecuada iluminación artificial que provea de luz blanca y que no canse la vista. Será también útil colocar algunas luces direccionales como flexos, focos que podrás utilizar cuando necesites mayor iluminación.

 

                                                   

        Si la habitación es estrecha, coloca los muebles en línea, así no dificulta el paso hacia el fondo.

 

Las estanterías son esenciales para este cuarto. Así, evitarás tener que poner las bolsas de detergente apiñadas cerca de la lavadora. Lo mejor es destinar una estantería para el detergente, suavizante, quitamanchas para la ropa, lo tendrás todo a mano. Las baldas nos permiten mantener el orden durante el planchado y doblado de la ropa.

 

                                                                               

.

La mesa con ruedas o plegable. Larga, más o menos estrecha, en la que podrás doblar con facilidad la ropa. Si tu cuarto de plancha es pequeño, una mesa plegable te ofrecerá un espacio extra cuando no la estés usando.

                                                                               

 

 

Es útil disponer de algún perchero o perchas para mantener esa ropa perfecta. Puedes colocar una barra, similar a la que encontramos en los armarios, para colgar la ropa ya planchada en perchas. Algunos ganchos colocados directamente en la pared pueden ayudarte y funcionan de auxiliares para colgar una pieza de ropa.

 

                                                                           

 

  Aunque dispongas de secadora, un tendedero puede ser útil para los días de lluvia y para prendas delicadas que no pueden secarse a máquina. Si puedes, destina algún espacio para guardar y mantener fuera de la vista el tendedero.

 

Garden Trading

 

 

 

 

Es muy práctica una silla pero sobre todo un taburete que se puede nivelar en altura a la tabla de planchar, a la mesa de doblado o a cualquier actividad que vayas a realizar en el cuarto de la plancha.

 

 

 

                                  Con un armario puedes conseguir tu planchador ideal.

                                  Coloca un par de baldas, cestítas y la tabla de planchar doblada.

 

 

                Garden Trading

                                                                               

 

Anuncios