GOOD  MORNING :

 

   ”  Cuando entiendes las cosas las disfrutas más “

 

                                                            TÉ  COMPARTIDO

 

Relajarse con una taza de té es una manera de compartir tiempo con amigos. Tomar el té es más que un simple acto. Para algunas personas conlleva una especie de ” ritual ” que hace que tomar el té se convierta en algo especial. Preparar un té puede parecer fácil, pero hacerlo bien requiere conocer trucos y consejos.

                                                               

 

 

 

 

 

 

                                                                               

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                               

 

                                                                        CONSEJOS


El agua. Utiliza siempre que puedas agua fresca o embotellada. La calidad del agua es importante para el sabor del té. Antes de poner el té en la tetera, caliéntala vertiendo en su interior una taza de agua caliente y moviendo ligeramente para que llegue a todos los rincones. Vuelca ese agua y comienza a preparar el té.

Para preparar el té con un sabor puro, es importante no utilizar detergentes para lavar la tetera. Por eso siempre va bien desinfectarla con agua caliente antes de utilizarla.

 

 

                                Eva  Lindh

                                                                                   

 

 

 

La proporción de té a usar es de una cucharadita de hojas por cada taza; más una más, si se prepara en tetera.

No se debe echar el agua simplemente caliente sino que debe verterse en la taza justo antes de que rompa a hervir.

Reposo. Es fundamental para captar toda la esencia de la infusión. Cada tipo de té, requiere de un tiempo distinto de reposo. Para tomarlo hay que retirar el filtro con las hojas de té.

Puede tomarse caliente o dejarlo enfriar.

                                                                         

                                                                         

                                                                                     

 

 

Las hojas de té ya cortado tarda menos en prepararse que las hojas enteras. En verano, si se quiere preparar té helado con un sabor más intenso, no conviene hervir más tiempo las hojas, pues eso las hará más amargas, sino que lo mejor es que aumentemos la proporción de hojas con la misma cantidad de agua.

Adquiere un buen té, de buena calidad. Hoy en día es fácil encontrar buenos tés en cualquier lugar. 



 


Utiliza una buena tetera, las mejores son de loza vidriada, con un grosor adecuado para mantener la temperatura. Es preferible que sean bajas y anchas, para que en el interior el movimiento de las hojas de té

sea el correcto. Durante el tiempo de infusión, no es necesario remover el té. Por efecto del vapor, las hojas del té adoptarán en el interior de la tetera un movimiento circular.

                                                                           

 

                                                             Decoración de la mesa


Crea un ambiente relajado y elegante con asientos cómodos y una mesa bien arreglada. Mezcla y combina. Mantel blanco de puntillas o de lino, es la mejor opción para un té formal. Servilletas de té, más pequeñas que las servilletas de mesa pero más grandes que las de cóctel.

No olvides, al poner la mesa, que el mantel deberá estar bien planchado, con un ” bajo mantel ” para proteger la mesa y atenuar los ruidos. En el centro de la mesa coloca un arreglo de flores frescas. Es mejor que sea sencillo y no muy grande.

 

                                                                          

 

 

Debes poner tazas y platitos de té con sus cucharillas y en función de lo que se sirva, podría ser necesario un tenedor de postre, un cuchillo ( si hay mantequilla ). Tetera, jarra de leche, azucarero y unas pinzas si el azúcar está en terrones, un colador para las hojas de té, platos de postre y cuencos con unas rodajas de limón. Los cubiertos; varían de acuerdo a lo que se sirva, pero por lo general tendrás que contar con tenedores de postre y no olvides los cubiertos de servir.

 

 

 

                                                                         

 

 

La vajilla generalmente viene adornada con flores pequeñas ( sobre todo las porcelanas inglesas) o figuras muy vivas para darle elegancia a la mesa. Hoy en día se suele servir informalmente, pero aún así debemos tener en cuenta una serie de reglas. Si invitas a un grupo de tres o cuatro personas puedes poner una mesa auxiliar donde colocar los elementos necesarios para servir el té.

 

                                                                           

 

Anuncios