GOOD  MORNING :

 

             ” Intenta mantenerte fiel a ti misma y a tus ideas. Dicen que el hombre sólo controla sus acciones nunca los frutos de éstas “

 

                                           

GABARDINAS  CLÁSICAS,  MODERNAS …

Tener una gabardina en el armario es un valor seguro. Esta prenda es muy versátil y apta para todas las estaciones del año. La puedes combinar con gran variedad de estilos hacéndola imprescindible en tu fondo de armario.

 

 

 

                                                                   

                                                                   

 

                                                                               

Si aún no tienes ninguna apuesta por una clásica en sus formas, es decir, con una solapa ni muy grande ni muy pequeña, con botones de carey o pasta marrón, con cinturón y de largo a la rodilla y si es en camel mejor. Podrás usarla temporada tras temporada.

 

                                         

Es una de las prendas más antiguas que existen. Al igual que los vaqueros o las blazers, podemos tener más de una en nuestro armario. Si ya tienes una, atrévete por algún diseño más moderno. Hay gabardinas con piel, plumas, de cuero o acolchadas.

 

                                                                 

              

                                                 

 

 La gabardina ha sabido reinventarse. Los diseños de gabardinas de la firma Burberry con mangas de piel, con acabados dorados, con dibujos serigrafiado y hasta gabardina con falda de plumas incorporada.

 

 

Su tejido impermeable, su diseño con botonadura cruzada y su color beige tan característico es su seña de identidad.

 

 

Las hay con todo tipo de largos, colores, forros, manga larga o corta. Con vestidos, faldas cortas o vaqueros quedan ideales.  Es la prenda perfecta para los días de lluvia. Se le puede sacar mucho partido y es perfecta para looks formales o informales.

 

       

                                                   

                                                                                    Gabardina con manga francesa.

 

 De día  combinala con calzado plano, vaqueros y jersey o camisa y un buen bolso con asas grandes. Te puedes poner un sombrero, gorro , visera inglesa o un fular. Con una camiseta de rayas; un pantalón capri oscuro y unas bailarinas, no necesitas más.

 

 

                                                                     

      

 

 

Las gabardinas también sirven para salir por la noche e incluso pueden dar un toque muy sofisticado y trendy . Llévala  con vestidos cortos, taconazo y cartera de mano.

 

            

                                                                               

 

     Es una prenda muy lady combínala con un vestido o falda. Un look perfecto para diario.

 

      

  

 

En verano, este tipo de prenda, suele ser más ligera ya que no lleva forro interior como las de invierno. Así, la podrás utilizar en los días lluviosos de primavera y para las tormentas de verano. Para un día soleado o cuando quieras usar ropa lígera.

 

            

 

                                                              Gabardina sin mangas.

 

Puedes utilizarla como sustituto a un vestido ya que es una prenda muy sexy y elegante.

 

 

 

Antes de decidirte por un modelo u otro de gabardina debes tener en cuenta algunos aspectos; el primero es el tipo de material con el que está fabricada. Hoy en día la mayoría de las firmas ya incluyen materiales repelentes al agua aunque las que llevan la etiqueta de  Gore- Tex te garantizarán una mayor protección.

 

 

 

Fíjate en que no se arrugue la tela del pecho cuando la abotones. Lo ideal es que te muevas con naturalidad y no tengas dificultad al levantar los brazos al nivel de tus hombros, así como agacharte. Si eres pequeña procura que no sea muy larga y que se ajuste perfectamente al tamaño de tu cuello. El cinturón debe estar perfectamente ajustado a tu cintura para definir tu figura, así siempre te favorecerá tengas la talla que tengas.

 

 

                                                                               

 

El cinturón es el elemento más importante de esta prenda ya que te ayudará a estilizar tu figura creando volumen en los cuerpos delgados o minimizando la de los cuerpos voluptuosos. Procura que se ajuste a tu cuerpo, por ser una prenda que se utiliza sobre la ropa ésta debe de ser de tela ligera.

 

 

Procura invertir en una que te quede bien, el secreto está en saberla combinar para sacarle el mayor partido.

                                                

Consejos para conservarla

 

La microfibra de la que está hecha la gabardina es una tela sintética y muy resistente pero debes tener en cuenta ciertos cuidados.

 

                                  

 

Nunca laves tu gabardina con cinturón y otros accesorios extraibles. Cuando la metas en la lavadora, procura que sea con otras prendas de colores similares; evita juntar telas que suelten pelusa ( toallas….) ya que pueden dañar las fibras. Después de que ya esté seca, plancha por el revés y con vapor de agua para eliminar las arrugas.



            

              

                                                                                                                                                             

Es una prenda unisex. Para hombre queda perfecto con zapatos tipo Oxford, vaqueros y camisa o encima del traje para ocasiones formales.

 

                                                                               

                                                                         

        Incluso los más pequeños de la casa pueden lucir esta prenda y darle un aire divertido.

 

                                                                     

 

 

                                                                                   

 

 

 

 

 

                                                                             

 

 

Anuncios