APETECIBLES CITAS PARA DESAYUNAR

 

Han quedado atrás los tiempos de un rápido café y, hoy, la hora del desayuno se ha convertido en un momento para disfrutar. Las interminables comidas de trabajo o las cenas entre amigas, han dejado paso a apetecibles citas para desayunar.

 

                                                         ZARA HOME

 

 

Se buscan locales agradables y especiales, sitios donde poder hablar de forma cómoda, bien por trabajo o con amigos/as. Una propuesta cada vez más demandada. Lugares llenos de encanto que, desde primeras horas de la mañana, hacen que cualquier día sea especial.

 

 

                                                             H&M HOME

 

 

No hay nada mejor que disfrutar de éste momento del día sólo o con compañia. El concepto de desayunar con calma estaba algo perdido, la tendencia es parar un poquito. Desayunos dulces, salados, brunch… Os recomiendo una pastelería y cafetería al más puro estilo francés, situada en el centro de Madrid: Mamá Framboise, me encanta! Ofrece una gran variedad de postres. Podrás degustar las tartaletas (de frambuesa, yogurt & frutos del bosque…) cakes, macarons, croissants rellenos, bizcochos… Los poco golosos también encontrarán alternativas como sandwitches, quiches o tostadas muy ricas para acompañar el café, el té o los zumos de frutas. En esta época no te pierdas su roscón de reyes y los turrones!

 

 

        

                                               

 

 

Si eres de las que prefieres organizar un desayuno en casa, sorprende a tus amigos/as. Al ser por la mañana es mejor hacerlo un sábado, domingo o día festivo; suelen ser días libres y así podrás organizarlo con calma. Invitar en casa es fácil si se sabe cómo. Ser un buen anfitrión no es algo que se improvisa. Para ello hace falta dosis de organización y sencillez. La idea es crear un ambiente relajado. Se original, prepara una mesa bonita. La mantelería sencillamente perfecta y que combine con la decoración de la vajilla.

 

 

 

 

 

Recuerda que no todo el mundo toma café. Ofrece alternativas, infusiones como té, poleo o manzanillas; zumos de frutas y agua fresca. Prepara una bandeja con tazas y platos pequeños para el café y el té. Una jarra para leche fría y otra para leche caliente. Tres clases de azúcar, blanco, moreno y edulcorante. Una cafetera para el café y una tetera para mantener caliente el té; un platito con rodajas de limón y sus pinzas para agarrarlas. Debes tener tenedores de postre y si has decidido agregar la menú panecillos, mantequilla y mermeladas debes contar también con cuchillos de postre; y no olvides los cubiertos de servir y las servilletas.

 

 

 Planea el menú del desayuno con tiempo y se creativa. Si se te da bien la repostería, nada como un bizcocho casero y unas magdalenas, bollitos, pastas, tartaletas dulces o saladas. Prepara el café y el té mientras tus invitados charlan y toman la variedad de zumos de frutas que hayas preparado.

 

 

                  

 

 

 

 

 

 

 UN DULCE DESAYUNO

 NADA MEJOR PARA COMENZAR EL DÍA

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                         

Anuncios